martes, 17 de agosto de 2010

Gran Pota (Parte 01)

En el primer post no aclaré correctamente de que se trata todo esto, en primer lugar el juego de palabras, LA POTA MADRE nos trae a mente la tan famosa expresión que utilizamos en momentos “intensos” por así llamarlos de nuestra vida, POTA por otro lado es un nombre vulgar que reciben ciertas especies de moluscos marinos pertenecientes a la clase Cephalopoda, subclase Coleoidea, orden Decapododiformes (gracias wiki, me hacés sentir inteligente) con un aspecto semejante al del calamar con el que suele ser confundido, pota tambien es sinónimo de comida o ración de comida que contenga dicho molusco, y POTAR ingerir o tragar. MADRE se utiliza para enfatizar algo elevándolo al rango mayor de todas las cosas. Justamente en este blog narro las cosas más grandes que me tocaron “comerme” en esta vida, y a su vez me hicieron gritar a viva voz LA P#TAMADRE!!

Aquí van algunos ejemplos:

1- Marley y yo
Muchos conocerán, amarán y hasta le habrán dedicado lágrimas a ésta película, para quienes no la conocen debo advertirles que sean bastante cuidadosos cuando la vayan a ver, a primera vista parece ser una inofensiva película sobre un hombre y su perro labrador, ideal para verla en tu reproductor de DVD un domingo por la tarde, pero créanme, no lo es.


Yo estaba muy enamorado de una chica, era el amor de mi vida, era “the one” como dirían los yanquis, era una de esas chicas que tenes que inventar una estrategia militar para convencerla para salir a tomar algo, mínimo tenes que tener argumento A B C D E y F por las dudas, siempre podés inventar que tenes cáncer, pero eso ya es en casos extremos. Cuando por fin la convencí de que pasemos una tarde/noche juntos viendo películas (soy increíblemente original) a ella se le da por querer ver Marley y yo, que ya la había visto como diez mil veces, yo nunca la había visto, cuando mencionó el nombre me puse a googlear y me di cuenta que mínimo iba a tener que tomarme 5 red bulls, dos dark dogs, una butifarra, ka’i ladrillo (a gusto), medio kilo de alka seltzer y una pastilla de chiquitolina para mantenerme despierto, yo amo ver películas, pero las comedias románticas son un tópico aparte. En fin, nada de eso importaba demasiado, ya que estaríamos solos en mi casa viendo una película, que según me había contado, siempre la hacia llorar, lo cual era bueno por que estaría yo ahí para consolarla.
El plan era más o menos éste:

Película, llanto, consuelo, beso y rosca

No podía fallar, los planes de cinco pasos nunca fallan.
Llegado el día seguí todos los consejos de mi sabio mejor amigo Giul

Joe busted dice:
Me enamoré boludo

Tio Giul dice:
Bueno, en primer lugar estar enamorado es de hippies y debería bloquearte por decirme esa palabra, hagamos de cuenta que me dijiste que le querés insertar la moneda

Joe Busted dice:
Bueno, le quiero insertar la moneda

Tio Giul dice:
Invitale a ver una película, prepará el ambiente, pone buena música, y prepará pororó o para quedar mejor cocinale algo, pero no le des de comer mucho que después no entrega

Todo iba perfecto, cuando terminó la película se puso a llorar muchísimo y yo trataba de consolarla con alguna que otra estupidez practicada de antemano, algo comenzó a salirse de control y comencé a notar que fue poniéndose histérica, no dejó de llorar nunca, me contó que su perro lo tenia el ex novio, que se había quedado con él luego de que terminaron, así que lo llamó y se puso a hablar por teléfono y a llorar mientras hablaba con él. Para colmo me decía "traeme algo, me duele la cabeza", y yo boludo corriendo a buscar algo mientras ella hablaba con el ex, cuando decidí irme a la mierda fue cuando trate de abrazarla y me empujo, ahí dije “bueh Joe ya fue.”
La deje en mi casa y fui a tomarme 87 cervezas en el panchero de la esquina
Al día siguiente me escribió pidiendo disculpas y cosas así, a la semana volvió con el novio, hoy en día están felizmente casados.

Esa noche no la recuerdo muy bien desde el panchero en adelante, recuerdo haber despertado en el asiento trasero del auto de un amigo, hace poco me entere que en un gesto romántico el ex novio había ido a mi casa con el perro esa misma noche y se lo había devuelto a ella, victimas de una pasión incontenible pasaron la noche en mi cama.




El perro también se divirtió esa noche, recién ahora entiendo como mi perra, a quien cuidaba tan celosamente de los perros del barrio, terminó embarazada.
Tengo un presentimiento muy grande de que un día cualquiera su perro va a desaparecer de alguna manera misteriosa…
En cuanto a mí, por las dudas leo tres veces las sinopsis de las películas antes de invitar a alguien.

2 – Petereré


De los momentos Potamadre de mi vida este se encuentra en el top five. Estaba yo en la casa de mí entonces novia, estábamos en la sala y de repente, de la misma manera en que a un almacenero se le dá por contar chismes, nos entramos a calentar, siempre me pareció simpático como es el tema cuando tenes una novia, normalmente cuando es la primera vez que ves a una mujer existe todo un ritual de conquista que pasa por varios planos del complejo sistema que es el ser humano, o si es un levante de una noche es pura pasión de comienzo a fin, una gala de astucia, buen humor, sofisticación, etc, etc. sin embargo cuando tenés una novia podes estar hablando de cómo a tu compañero de trabajo le tuvieron que operar por tener una uña encarnada en el pie y al minuto siguiente te esta comiendo la boca como si fueses Neruda en persona, y es así, o muchas veces ella te habla sobre algo que en realidad no estas escuchando pero se vé que sea lo que sea es importante para ella, vos estas pensando “¿meto mano o no meto mano? Por fin estamos solos y ella que no deja de hablar” al final por mas preocupada o angustiada que se vea colás la mano de golpe y toda la conversación se va a la mierda, ella deja de estar preocupada y vos quedas como un romántico o un latin lover.

Volviendo al tema, estábamos mas calientes que brasero eléctrico y comenzamos con los jueguitos del “casi casi” en una de esas ella dice “basta, mamá está en casa, y se levanta del sillón, yo, que a esas alturas estaba como para un campeonato de jabalinas, salté del sillón, la tome del brazo, la gire bruscamente y le encaje un beso de esos de novela mejicana, ahí nomás la cosa ya fue incontenible, besos van, besos vienen ella se dejo llevar y mas rápido de lo que me pudiese dar cuenta estaba sosteniendo el joystick en sus manos y se veía muy decidida a hacer un combo, apretó el boton de start y eligió luchador después de cambiar el modo arcade por historia, configuro un nuevo personaje, insertó un cheat para cambiar el skin y lo puso en nivel medio… me fui a la mierda con la metáfora.

Estábamos ahí ella, yo y mi buen amigo mini me, pasándolo de lo mas bien, ella se arrodilló frente a mi y yo pensaba “sale un carpinterito!!” en eso abro los ojos y veo que por el pasillo se acerca la suegra, mi primera reacción fue tomar a mi novia, levantarla y simular que solo nos estábamos abrazando mientras aprovechaba para guardarme el reloj de sol que no dejaba de marcar las doce en punto, sin embargo ella me dice “¿que pasa?” y yo le digo “viene tu mamá” no entiendo muy bien por que su reacción fue apartarse de mi y sentarse en el sillón dejándome parado en medio de la sala con el mástil al descubierto, lo único que acerté a hacer antes de que su mama entrase por completo a la escena del crimen fue sentarme a su lado y agarrar el termo de terere y cubrirme con él la happy birthday, ya que hubiese tardado mas tiempo en guardarla y probablemente al entrar la vieja yo me estaría levantando la bragueta o algo así. Lo que sucedió a continuación no se lo deseo a nadie.


Se nota que justo ese día la mamá estaba muy charlatana ya que se puso a hablar hasta del clima en Arabia Saudita, yo en lo único que podía pensar era en que quería que se voltee dos segundos y así poder envainar la espada que en ese momento estaba incómodamente siendo aplastada por un termo frío, pero eso no paso, paso algo peor, pronunció las cuatro palabras que me marcarían de por vida: ¿Me invitas tu tereré?

Pude ver mi vida pasando por mi cabeza mientras trataba de idear la forma de salir de esa, o trataba de aceptar que ya no se podía hacer nada, recién ahí mi novia se percato de lo que estaba pasando y en un gesto de ayuda (o intento de) me acerco la guampa, todavía no entiendo como me las ingenie para servir el terere en esa situación y sin ser descubierto, pero de seguro aquella forma de servir fue algo muy extraño de ver, la base del termo no abandonaba mi zona pélvica, lo tenia que inclinar un poco hacia adelante y colocaba la guampa entre mis piernas. Ya iba la suegra por el quinto mate más o menos cuando suena el timbre y exclama “ahí vienen tus tíos”

Me pase el resto de la tarde sentado casi inmóvil en ese lugar cebando terere a todos los tíos, hasta que el agua en el termo se terminó…

Ahora saben por que ya no es mi novia.







Continuará

7 comentarios:

  1. cómo me hacés leer esto en el trabajo!!! y contener una avalancha un tsunami un ataque terrorista una cagadera de RISA!!!!


    estaba por ser oficialmente el día más aburrido del año! JAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  2. hdp joseeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee che jukataaaa quiero saber como fue la reacción de todos cuando se acabó el agua jaaaaaaaaaaaajajajajaaja

    ResponderEliminar
  3. Sin palabras... literalmente... osea... OMG... TLUIYF!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. A pesar del termo frio no baja pio? Me kague de risa loko... dsd españa, estare por barcelonaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar