lunes, 6 de junio de 2011

Cómo hacer feliz a una mujer - Primera parte

Luego de varios meses de inactividad retomé el asunto y me emocioné tanto (no, no estoy hablando de mi vida sexual) que termine escribiendo un post más largo que happy de burro afroamericano, así que decidí dividirlo en tres partes.

Primera parte

El siguiente post esta basado en tres experiencias con tres diferentes especímenes del sexo femenino en un exhaustivo estudio por tratar de responder una de las preguntas más frecuentes del género masculino: “¿¡Y AHORA QUE CARAJOS LE PASA?!”

Llamemos a nuestras mujeres espécimen A, B y C todas con el mismo nivel de IQ, aproximadamente la misma edad y todas mas buenas que pete matinal

Veamos lo que pasa cuando tratamos de hacerlas felices

Espécimen A:

Duración: 3 meses

Testimonio del encargado del experimento:

Que sensación de libertad no?
Creo que ya mencioné antes que trabajaba en un call center. Trabajar en un call center es una de las peores cosas que uno puede hacer, después de ir a ver Felipe Canasto o tirarse un gas megasonoro cuando te están haciendo un carpinterito.
Trabajamos todos completamente alienados del mundo, cada uno en su box sin saber lo que pasaba alrededor, todas las mañanas al llegar veía casi sin querer y por casualidad -luego de treparme a un árbol que daba a la ventana y sacar mis binoculares de la mochila- a una compañera que estaba mejor que leche condensada. Cierto día, mientras me acomodaba en el árbol para almorzar en mi hora libre, accidentalmente me puse a mirar con los binoculares y me percaté de que estaba llorando, era mi deber como hombre tratar de ayudarla en su tristeza, así que me puse a mirar unas dos o tres horas más hasta que finalmente pude ver cuando tipeaba la contraseña de su dirección de correo.
Si todavía no la vieron,
no la vean nunca
Luego de debatirme como segundo y medio en mi casa si debía o no acceder a su cuenta de correo descubrí toda la pelea con su ex novio y la razón por la cual lloraba: el tipo decía que era ella muy absorbente y que no la entendía… fue lo más cercano que sentí a que me hagan un pase para meter un gol

¡Marche rosca para la mesa dos!

Así que al día siguiente decidí ir preparado. Una de las cosas que noté en esos tres años de observación fue que a ella siempre le costaba mucho trabajo bajar sus bolsos para poder desllavear el casillero donde los guardaba al llegar al trabajo, así que decidí acercarme en ese momento

Y ahí estaba yo, con mi look Dick Tracy, mi bloc de dibujos bajo el brazo, mi guitarra en el otro, mi notebook bajo el otro, mi cámara fotográfica en mi otro brazo y una botella de champagne con dos copas. Me acerque y le dije “¿te doy una mano?”

My preeeeciouuus
Lo que no calcule bien era que si llevaba tantas cosas para impresionarla no iba a poder ayudarla, pero igual nos terminamos ayudando mutuamente y no se dió cuenta de que aproveché dos o tres veces para arrimarme a sus gomas como ternero huérfano.

Luego me la encontré comiendo sola en el almuerzo, sigilosamente me acerque lo suficiente como para ver lo que había ordenado, entonces fuí y ordené yo lo mismo para después ir y sentarme a su lado. Cuando me senté la miré fijo con una sonrisa, ella puso una cara de sorpresa y le dije “ya se, ¿que loco no? Ordenamos exactamente lo mismo”
A lo que me responde “ehh… si, pero te sentaste sobre mis anteojos”

Me los hice mierda contra el teléfono que estaba guardado en mi bolsillo, pero lo bueno es que tuve mas excusas para seguir hablando, el nuevo par de anteojos se los pague yo.

Cuando por fin entramos en confianza me contó el motivo de su tristeza y como ya no creía en los hombres, que nadie la quería ni la respetaba, que nunca encontró alguien que le prestase atención, que su padre… no recuerdo muy bien la verdad, pasa que tenia más gomas que goodyear y era difícil concentrarse. Así que la interrumpí y mirándola fijo a las tetas los ojos le dije: “mirá una cosa: un tipo como yo jamás en la vida se va a poder voltear a alguien como vos, me decís que saliste con mil tipos que eran lindos, que estaban fuertes pero ninguno te fue fiel ni se interesó por vos. Bueno mirá, si me das una oportunidad compenso mi falta de estética y dinero con atenciones y fidelidad”

Su rostro cambio lentamente de sorpresa a… algo parecido al estreñimiento y luego a felicidad (lo cual es bueno, ¡vamos todavía carajo!) y me dijo: “y como sé que me vas a ser fiel y no vas a ser como los otros?”

Ahí aproveche para hacer mi risita de winner y dije “tontita, no podes saber eso en realidad, tenés que confiar” acto seguido me partió la boca.


Bueno en realidad le dije “¿te parece que alguien con esta pinta de vagabundo se puede dar el lujo de engañar a alguien como vos?” ella lo pensó un segundo, me miró de arriba abajo y me dijo “tenés razón, pero no estoy lista para una relación todavía”

Ya me estaba preparando para tocarle una teta y salir corriendo cuando me dijo: “Pero podemos ir a algún lado a estar solos, no se si quiero salir contigo pero no estoy acostumbrada a estar tanto tiempo sin… ¿me entendés?”

Ok admito que al principio no se veía muy entusiasmada pero yo estaba chocho, creo que algún día publicare algún libro sobre como tomar ventaja sobre mujeres recientemente abandonadas por sus novios.

La primera vez que estuvimos juntos pude darme cuenta de que el ex o era un fanático de la virulana o no había bajado nunca a dar un buen service,  por que de tanto pelo que había ahí abajo cuando yo baje no entendía si le estaba lamiendo la cajeta o se la estaba peinando a lo elvis. Así que le pedí que se la afeitara un poquito y listo, se convirtió en la mujer perfecta

"haceme un recorte militar"
Luego de dos meses, a manera de hacer estadísticas, por cada programa de videomatch que existe le di 5 roscas. Era la relación perfecta, ella me llamaba cada vez que se sentía sola, cada vez que necesitaba hablar, cada vez que se le taponaba la cañería (no es metáfora, pasa que vivía en un depto y la cañería estaba hecha mierda), cada vez que tenia ganas de salir a comer o cada vez que se sentía vacía (eso si fue una metáfora). Y a cambio de estar siempre para ella, ella se encargaba de alegrarme el cumpleañitos (la Japi birthday).



A comienzos del tercer mes hasta le puse un sobrenombre a la japi, le decía “lengua de ballena” por que siempre anbada mojaba. Pero un dia se vino todo a la mierda, luego de un tercer round nos quedamos fumando en silencio hasta que se dió las siguiente conversación:

Espécimen A: ¿Vos no queres decirme nada?
Joe: Si, perdón, pensé que no te diste cuenta, prometo no reirme mas de tus pedos de chacón
A: ¡¿QUE?!
J: Que… Ehh.. ¿Decirte que cosa?
A: sobre lo nuestro, ¿no te parece que ya es mucho tiempo que estamos asi?
J: si, y la verdad me encanta, no quiero que se termine nunca
A: ah… con eso ya me respondés lo que quería saber
J: esperá, no entiendo, ¿dije algo malo?
A: No, no dijiste nada, eso pasa…

Piiiiiiipuuuuuuu!
Quise seguir preguntando pero me quede dormido, al día siguiente no la encontré en la casa así que fui al trabajo y se pasó evitándome todo el día

Joe Busted dice:

Che giul, no se que le pasa a Espécimen A

Tio Giul dice:

Por que?

Joe Busted dice:

Buah, teniamos un acuerdo de no ser novios pero todo bien y horizontalizarnos igual cada tanto y todo eso, pero ahora parece que ya no quiere, capaz esta saliendo con alguien mas o volvió con el ex, que hago?

Tio Giul dice:

Nah, no está con nadie más, le esta pasando lo mismo que te pasa a vos con las minas que te usan para garchar una noche y vos te terminás enamorando de ellas solo que a la inversa, me entendes?

Joe Busted dice:

Masomenos, decís que ella quiere que seamos novios?

Tio Giul dice:

Si, por eso es que es el momento exacto de saltar del barco

Joe Busted dice:

Nah, claro que le voy a pedir que seamos novios, no estoy enamorado pero la mina es buena gente (ya le viste las gomas?)

Tio Giul dice:

Vos cuando estas de novio sos más desagradable que choclo en mierda. Esperame un rato

Se agregó a Hugho Delgado a la conversación

Tio Giul dice:

Tomá, aca te dejo hablando con él

Tio Giul. – Abandonó la conversación

Hugho Delgado dice:

Ahrré que me perdí de todo lo que paso

Joe Busted. – Abandonó la conversación


Así que fui a hablar con ella y comenzamos a ser novios oficialmente, lo cual era muy similar a lo que hacíamos antes con la única diferencia de que nos llamábamos mas seguido y que ella comenzaba a enojarse por cosas que antes no se enojaba: 

 “Por que fumas tanto”, “cuando vas a ser mas responsable”, “a veces tenes que dejar de estar bromeando todo el tiempo ¿sabés?”, “no me avisaste que esta noche ibas a salir”, “no me avisaste que esta noche no ibas a hacer nada”, “siempre te tengo que estar llamando yo?, No podes interesarte un poquito en mi de vez en cuando?” etc. etc. etc. 

Pero el tema se puso mas caliente que hincha de cerro porteño cuando recibí un mensaje de texto de una amiga que me decía que quería salir a tomar algo conmigo, y le dije: “pero si siempre te hable de ella, y hasta salimos los tres mas de una vez, no entiendo por que te enojas” y recibí por respuesta el tan conocido “hace lo que quieras” lo cual siempre significa “si no haces lo que te digo yo te clausuro la entrada al pub” (si, pub es una metáfora para vagina)

Como el asunto ya me tenia de los huevos y en vista de que fui un buen tipo con ella y no tenia planes de dejar de serlo, decidí que tomar un trago con mi amiga no seria hacer nada malo, pero al parecer espécimen A pensaba de una manera muy divergente a la mía, ya que el día siguiente al llegar al trabajo y luego de recibir miradas de desprecio por absolutamente todo el plantel femenino de la empresa la encuentro llorando en su box

Yo: Pasó algo?
Espécimen A: (con una mirada excesivamente dramática que pondría celosa a la actriz de la usurpadora) Es eso lo que quiero saber yo: Que pasa?
Y: Por qué?
A: Por nada, Joe Busted, por nada.
OYEME CARLOS DANIEL! (si una mujer te llama por los dos nombres preocupáte)

Joe Busted dice:

Che, no entiendo más nada, le tengo que pedir perdón? No hice nada yo

Hugho Delgado dice:

Si hay problemas vos embolate nomás, algo va a pasar

Joe Busted dice:

Como es eso?

Hugho Delgado dice:

Y si, la próxima vez que pase algo, no importa donde estén, sacate toda la ropa, pero así PRAAASSS entendés? Quedate en bolas, si o si va a pasar algo

Joe Busted dice:

Emm.. ok

A la semana fui apareciendo a la oficina con flores, le pedí perdón (no se muy bien por qué) y volvió a ser la misma de antes, a la tarde la lleve al shopping y le compre un vestido que me salio mas caro que todo mi ropero junto.

Todo volvió a ser perfecto: películas, hablar boludeces en el sofá, garchar cuando ya no sabes que boludez decir, ver otra película, cenar algo y cosas así, hasta que llego el sábado y un nuevo mensaje de texto invadió nuestra calma: “hey! m diverti dm el find pasado, qres acr algo hoy?”

Cuando comenzó a decirme que yo era igual a todos los hombres y cosas así estuve a punto de seguir el consejo de Hugho, pero hacia frío y no me iba a favorecer para nada embolarme, así que mientras fingía escuchar lo que me decía me despedí telepáticamente de su tren delantero “chicas, yo nunca las voy a dejar de extrañar, quisiera poder despedirme como es debido pero si lo hago capaz termine preso, ojala pudiera llevármelas conmigo e implantárselas a una nueva persona, pero eso es imposible, me temo que tendremos que decir adiós aquí y ahora”

No recuerdo muy bien cuales fueron las palabras que usé para romper con espécimen A, pero se ve que mucha gracia no le hicieron, tuve que renunciar una semana mas tarde por que la empresa entera se había convertido en un perpetuo set de Laura en América, en donde yo era el desgraciado.

Fin del experimento 01 – conclusión final al término del experimento 3


Cómo hacer feliz a un hombre
(Si el post se llamaba así iba a bastar con postear esta foto de Pampita y Nicole)


Continuará


1 comentario: